Emociones y autoconocimiento, Las emociones hablan

El miedo y la dependencia: los factores tras la soltería

El miedo y la dependencia: los factores tras la soltería

Conocer estos factores puede suponer en muchos casos una confrontación importante, lo que nos lleva a negarlos o pensar que es alto distinto y que esos  miedos o esos vínculos que nos atan no son reales

En un artículo anterior hablamos sobre los tres estados de soltería que existen, en algunos de ellos dando ya algunos detalles sobre los motivos que hacen que las personas se encuentren ahí. En este artículo abordamos un poco más en profundidad los factores conscientes o inconscientes que están afectando a este estado.

El miedo

Sin duda el principal factor dominante para que alguien esté soltero es el miedo. Los miedos serán distintos en función de los rasgos de carácter que tenga una persona; entre esos miedos estarían:

  • Miedo al rechazo, una forma de protegerse de que te rechacen es no tener contacto con nadie y no tener una relación es un modo de protegerse de ese “posible” sufrimiento.
  • Miedo al abandono, a la separación de esa persona amada; por ello nuevamente es mejor ni intentarlo.
  • Miedo a involucrarse demasiado; normalmente esto le sucede a personas que no saben gestionar o lidiar bien con las emociones por lo que nuevamente mejor estar solo.
  • Miedo a ser juzgado, a ser criticado o expuesto de algún modo. Suele sucederles a personas que valoran mucho su intimidad y necesitan sentirse seguras.
  • Miedo a no ser suficientemente bueno, a ser cambiado por otra persona o traicionado por ese motivo, por eso mejor me quedo soltero/a.

Dependencias inconscientes

Siempre que uno no deja de estar en una situación hay una ganancia que no está siendo tenida en cuenta. Hay algún “beneficio” oculto que me mantiene anclado ahí, lo mismo sucede con el hecho de estar soltero. Veamos algunas de esas dependencias:

  • Mantenerse en el pasado como el “tesoro de mamá” o la “princesita de papá”; muchas veces es tan grande la idealización que hemos realizado de nuestros padres que buscamos la peor pareja posible solo para que no le quite el trono a nuestro rey/reina.
  • Aspectos económicos como pensiones o herencias que desaparecerían si se formaliza una relación de pareja saludable. No es tanto por el importe económico sino por la idea de “tener derecho” o “no querer perder” ese dinero.
  • Los “hijos-rey”, son hijos sanos a los que el padre o madre pone en el centro de su vida eligiendo vivir para ellos; o los “hijos-excusa” donde una enfermedad o alguna otra característica es usada como excusa para no buscar una pareja y vivir una vida más saludable.
  • La romantización de la relación con los padres: “son tan maravillosos”, “me han dado todo”, “me siento en deuda con ellos”, etc. Realmente si sigues sin salir de casa de papá y mamá, o aún habiendo salido están presentes en tus elecciones diarias, simplemente ellos fracasaron como padres porque no hicieron algo muy importante que es enseñarte a vivir, te hicieron dependiente de ellos lo que te invalida para vivir una vida saludable.

Conocer todos estos factores puede suponer en muchos casos una confrontación importante, por lo que es normal querer negarlos o pensar que se tiene un factor distinto a los indicados. Si te movió en algo el artículo es buena señal, quizá no todo esté perdido después de todo, quizá estás mas cerca de lograr salir de la soltería de lo que pensaste al empezar a leer.

Sabina Serrano Pelegrín

Psicóloga especializada en primeras heridas emocionales

Mira aquí todos los artículos de Sabina Serrano

¡Comparte este artículo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.